La estafa de Goya

Cuatro eran los cuadros del reconocido pintor maño: Retrato de un caballero, Retrato de una señora, Retrato de una mujer y Adoración de la Sagrada Forma. Unos cuadros que «diversos expertos», los habían atribuido a Goya pero «se lo enseñas a 20 expertos, ocho, nueve o cinco, dicen que no son y otros que sí».

La especialista del siglo XVIII y Goya, Manuela Mena, certificó que «la escasa calidad de las cuatro obras impide que se puedan atribuir con honradez a Goya o a ningún otro pintor conocido en ese periodo».

Fusilamientos del 2 de Mayo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *